Businesswoman at her desk using a digital tablet shot from above with screen showing graphs and charts

La Vida es Cuestión de Prioridades: ¿productividad u ocupación?

Businesswoman at her desk using a digital tablet shot from above with screen showing graphs and charts

A menudo suplicamos (y hasta pagaríamos si fuera una posibilidad), por una o dos horas más por día. Si nunca te has hecho la pregunta de ¿eres productivo o estás ocupado?, te animo a que te la hagas. La clave fundamental es tener presente tus prioridades.

Para tener éxito, ser una persona productiva es vital. No hay otra alternativa. El tiempo es el que es, transcurre y no es infinito, no lo puedes recuperar, ni reciclar, ni estirar.

El secreto para ser productivos, no se trata tanto de requerir más tiempo al día (que no es posible), sino incidir en tu capacidad de organización y planificación. De ahí mi insistencia y constancia en dar un toque y animarte a ir a la acción, basado en trabajar con firmeza tu organización y planificación.

No es fácil seguir el camino, y sin quererlo, en ocasiones te sientes representante del caos absoluto.

Antes de continuar, para que no se te olvide, y como toma de conciencia, ahí va la definición de estos dos conceptos: “La organización y planificación es la capacidad de fijar metas y prioridades a la hora de realizar una tarea o desarrollar un proyecto, conviniendo la acción, los plazos y los recursos que se deben utilizar”.

Probablemente ahora, una vez leída esta definición, te has encontrado con que hay algo de lo descrito que no estas haciendo, incluso que la has vuelto a leer y te has dicho: “hay algo que no estoy haciendo bien”.

Pues no tiene que ser cierto del todo, pero si que hay muchas probabilidades de que estés en un momento en el que seas una persona ocupada y por el contrario, no siendo la persona productiva que quieres, para alcanzar tu objetivo.

¿En qué momentos o situaciones tienes clara la diferencia entre productividad y ocupación?

A continuación, quiero contarte 3 acciones vas a reconocer y que te muestran cuando tienes el foco más en la ocupación que en la productividad:

  1. Arrastras una agenda más que desbordada de compromisos sin dirimir lo importante, de lo menos importante, de lo irrelevante, de lo relevante; esto te hace estar ocupada pero no necesariamente nos convierte en productiva.
  2. Estas en todo y para todos. Si algo no sale de acuerdo a lo previsto, si un acto escolar te sorprende o un almuerzo se extiende más de lo habitual entras en pánico porque significa posponer, re-planificar, reorganizar, y es algo que no te gusta hacer con extrema devoción.
  3. Haces por hacer, aunque a veces eso signifique renunciar a tiempos de calidad o a actividades que realmente valen la pena. Es así que, incluso teniendo presente el Principio de Pareto, eliges llevarlo al olvido y continuar con ese afán de hacer por hacer.

Y para que no lo dejes en el olvido, la definición del Principio:
“El 80/20 que dice que el 20% de las acciones que hacemos logra el 80% de los resultados; mientras que el otro 80% restante logra el 20% de los efectos deseados” 

¿Estar ocupada es una excusa para evitar lo importante?.

Ocupar el tiempo es fácil. El punto es con qué lo ocupamos. Si atiendes todo lo irrelevante, al final del día te faltarán horas.

La capacidad de enfoque es determinante para tu productividad personal. Para multiplicar resultados de lo que se trata es de conseguir más haciendo menos. Y eso sólo es posible no haciendo cosas irrelevantes.

Hay miles de ejemplos que cada día te enredan en un bucle robándote la posibilidad de conseguir los resultados que quieres, trabajando de forma productiva.

Incluso en el ejemplo más básico: cuando por fin te sientas en tu cómodo sofá a mirar una peli y cada diez minutos, sistemáticamente recuerdas, entre otras cosas, que no has llamado a tu amigo por su cumpleaños o no has preparado las mochilas de tus hijos para el cole…; dejas la peli y te pones con estas tareas. Por lo que ya ni peli ni nada.

LA VIDA ES UNA CUESTIÓN DE PRIORIDADES
¿SABES CUÁLES SON LAS TUYAS?

Si no encuentras tiempo, es probable que en realidad lo que no tengas claro sean tus prioridades

El éxito exige planificación; no planificar es planificar perfectamente la manera de no llegar a ningún sitio.

“Planificar no significa saber qué decisión voy a tomar mañana, sino qué decisión debo tomar hoy para conseguir lo que quiero mañana” Peter Drucker.

Decálogo de las Personas Altamente Productivas:

Y para finalizar, quiero dejarte el decálogo o lo que he denominado mis afirmaciones, que son 6 para ser una persona altamente productiva. En mi caso es de gran valor, en su día, quería tener algo de forma presente que me recordara cómo identificar prioridades y orientar todos mis esfuerzos y recursos para convertirme en una persona altamente productiva. Lo extraje de mis aprendizajes y experiencias, lo escribí en una hoja, con letras bien grandes, lo saque impreso y lo tengo a la vista. 

Afirmaciones para ser una persona altamente productiva:

1.- Soltar lo innecesario
Hacer de manera más inteligente.

2.- Reconocer mi potencial y mis recursos personales
Disponerlos para lograr hacer más, con menos esfuerzos.

3.- Identificar mis prioridades personales
Descubrir hacia dónde quieres ir y por qué.

4.- Aprender a decir NO
Entender que elegir significa anteponer tus prioridades a las de los demás, siempre desde el respeto y la empatía.

5.- Enfocarme en ser productivo en vez de estar ocupado
No hacer lo que no vale la pena.Entender que hacer algo intrascendente no le otorga carácter de importante. No vale la pena hacer bien, lo que no vale la pena hacer.

6.- No reviso lo que no requiere revisión
Alcanzar la eficiencia es importante siempre que se aplique en una prioridad. No pongas tu tiempo a disposición de revisar
 lo que no requiere revisión.

Te invito a que hagas lo mismo, pases estas afirmaciones a una hoja, la imprimas y la tengas presente cada día. Y no olvides: La Clave es Tener Presente tus Prioridades.

Laura
hola@lauraechevarrieta.com
No hay comentarios

Déjame un comentario

logo-blanco

Se acabó el “no tengo tiempo”. A partir de ahora verás los resultados de tu día, te acostarás sintiendo que has disfrutado cada hora vivida.

Share This