Avanzar

1ª Clave Imprescindible para Avanzar

Ya has comenzado la semana y antes de nada quiero hacerte una pregunta: ¿Crees que el tiempo lo cambia todo?.

En alguna ocasión te habrás dicho esta frase: «El Tiempo lo cambia todo».

Y mi pregunta es ¿Qué esperas que ocurra durante ese tiempo?.

Puede que con el tiempo, se solucione algo…
Puede que con el tiempo, si hay un dolor, se vaya aliviando…
Puede que con el tiempo, llegué esa oportunidad que estás deseando…
Puede que con el tiempo, aparezca la persona con la que quieres pasar el resto de tu vida..

Haces del tiempo la solución, y tú ¿qué haces mientras pasa el tiempo?.

Te hablé de las 4 pautas que yo propongo como primer paso para llevar una mejor calidad de vida.

Cuatro pasos basados en (1) preparar nuestra mente, dejar de pensar que el tiempo es infinito y hagamos lo que hagamos siempre invertimos tiempo; (2) tener claro para qué queremos disponer de nuestro tiempo; (3) diseñar un plan de ruta con claridad y equilibrio y finalmente, (4) sacar de ti la acción.

Pues bien, quiero dar el siguiente paso contigo, que consiste en la segunda fase de mi proceso para realmente hacerte protagonista de tu tiempo.

Este segunda fase, consiste en tener muy presente 3 claves imprescindibles para avanzar en que tengas mayor calidad y equilibrio en tu día a día, o mejor dicho, en tu vida.

Para que no resulte muy extenso, puedas tener estás claves vitales y realmente tengas la vida que te has propuesto, voy a ir una por una. Voy a dedicar contigo esta semana para que conozcas e integres las 3 claves.

¿Te parece buena idea? espero que sí….

La 1ª Clave es – DECISIÓN.

Cuando te encuentras en una encrucijada, tienes dos caminos, e incluso más de dos y toca decidir. Aquí surgen varias cuestiones:

  • ¿cuál es el camino más directo?
  • ¿cuál es el camino bueno?
  • ¿qué pasaría si elijo el camino equivocado?

Y así estaríamos dando vueltas de cuál es el camino correcto, con dudas y hasta podría ser que antes de tomar una decisión, dejes pasar el tiempo a ver si decide por ti.

Pues bien, tanto si tomas tu la decisión de qué camino tomar como si optas por dejar pasar el tiempo, en ambos casos estás tomando una decisión.

Constantemente tomas decisiones, puede ser consciente o inconscientemente.

Déjame que te cuente algo que va a resultarte muy familiar: «una de las cosas que más dificultad entraña para los seres humanos es tomar decisiones, y aunque lo evitemos, tanto si haces como si no lo haces, en ambos casos estás decidiendo».

No todas las decisiones son complejas, ni mucho menos, muchas de ellas, las cotidianas las tomas de forma rápida y sin mirar las consecuencias. No es necesario que apliques una metodología.

Un ejemplo donde tomas decisiones inconscientemente:

Ir de compras al supermercado: si realmente lo analizases un momento de tomar muchas decisiones, pero no lo tienes catalogado como decisión si no, más bien, voy a reponer lo que falta en casa.

Un ejemplo donde tomas decisiones conscientemente:

Donde me voy de vacaciones: si lo analizas, irte de vacaciones es una decisión, donde analizas posibles destinos, cuál es el que más te apetece, examinas las ventajas y desventajas de cuál es el mejor destino y tomas la decisión.

Pues bien, en este último ejemplo, te puedo decir que has aplicado una metodología. Esta metodología es la que te ayuda a decidir entre un destino u otro.

Y esa metodología, es la que yo aplico y hoy quiero mostrarte. A veces la decisión es algo más compleja que te tiene en un mar de dudas, y si aplicas la metodología obtendrás una solución o mejor dicho, la solución que tu quieres para ti.

Ahí va la metodología que yo utilizo:

  • Piensa en la decisión que debes tomar.- pon el foco sobre qué quieres decidir.
  • Encuentra las dos opciones más importante que puedes tomar.- generalmente va a salir un si y un no, aunque en cada una de ellas va a aparecer múltiples opciones.
  • Analiza ventajas y desventajas de cada una de las opciones.- ¿Qué crees que va a pasar si haces algo? ¿Y si no haces nada?. No te dejes llevar por el miedo ni por la euforia desmedida.
  • Identifica cuál de las ventajas y desventajas está en disposición de asumir.- teniendo claro lo que puede pasar o no pasar, es momento de identificar los riesgos que puedes asumir y qué ventajas te agradan más.
  • Es momento de actuar.- Ahora que ya sabes lo que puedes o no aceptar y conoces la decisión que es más positiva para ti, es momento de llevarla a cabo.

Para mi estos 5 puntos han sido una forma de dejar que mi mente se perdiera en pensamientos, no me daban solución, dejaba pasar el tiempo sin hacer nada y en consecuencia sin conseguir nada.

Pues este es tu momento, Laura, si ahora tienes una decisión que tomar, pon en marcha esta metodología. Aplica cada paso, en su orden y sin evitar alguno de ellos.

Comprobarás que esta primera clave te ayuda a avanzar.

Ahora bien, nos quedan las 2 siguientes claves.

En breve tendrás la segunda….¿Podrás esperar?.

Aprovecha estos días para integrar la primera clave y según vaya pasando el tiempo y te llegue la segunda y la tercera, estará a tu disposición la segunda fase de mi método donde ayudo a las personas como tú, a que tengas mejor calidad de vida y disfrutes de lo que haces.

Uy, qué ganas de contarlas….

En breve tenemos una nueva cita…. ¡no lo olvides!.

Deseo que esta semana protagonices cada decisión con libertad y desde lo que quieres para ti.

Espero haber aportado mi granito para que así sea.

Laura
hola@lauraechevarrieta.com
No hay comentarios

Déjame un comentario

logo-blanco

Se acabó el “no tengo tiempo”. A partir de ahora verás los resultados de tu día, te acostarás sintiendo que has disfrutado cada hora vivida.

Share This