frase-trabajo-en-equipo

7 Pasos Para Maximizar el Trabajo en Equipo

frase-trabajo-en-equipo

Algo que muchas veces nos lleva a tener dificultades en nuestro negocio, es cómo sacar el mayor rendimiento de nuestro equipo. Esta semana quiero dedicar mi post a contarte «7 pasos para maximizar el trabajo en equipo«.

Las personas que dirigen una empresa, a menudo, no saben qué hacer para que sus colaboradores rindan más, aporten nuevas ideas, creen nuevos escenarios, den apoyo y trabajen en equipo. Una cosa está clara y es que las horas en el puesto de trabajo no están relacionadas con el rendimiento de un trabajador, como ya he hecho mención en mi post en «Trabajo por Resultados« y además, hay ejemplos de esta fórmula en grandes multinacionales como Apple, Facebook o Google en las que los empleados tienen numerosas libertades para organizar su trabajo.

Dirigir no es fácil, incluso hay veces que escucho frases como: «no vale para dirigir» con la que estoy absolutamente en desacuerdo, creo más en que hay que aprender, crear, sistematizar tu gestión con el fin de ir estableciendo una metodología de trabajo con tu equipo y aplicarlo para conseguir resultados increíbles.

Yo hago lo que usted no puede, y usted hace lo que yo no puedo.
Juntos podemos hacer grandes cosas.
Madre Teresa de Calcuta

Por eso, he recopilado siete sencillos pasos para que puedas poner en práctica con el fin de conseguir maximizar el trabajo en equipo y que entre todos se ponga foco en conseguir resultados extraordinarios.

 7 pasos para maximizar el trabajo en equipo

1 – Desarrolla el entusiasmo: La motivación o el entusiasmo a la hora de realizar una tarea debe ser esencial para un equipo de trabajo. Por eso, tú, que eres el líder, debes dar el ejemplo. Muestra ese entusiasmo en lo que haces y compártelo con el resto de trabajadores, a veces nos encerramos en nuestras labores y nuestro equipo no observa que realmente es algo que te apasiona y disfrutas.

2 – Establece metas: Identifica las metas a conseguir y reparte a cada uno su parte, de esta manera estarás equilibrando el trabajo y cada persona tendrá muy claro cuál es su meta para trabajar en cada proyecto. Incluso iría más allá, haz que cada uno de los miembros del equipo te cuenten sus metas, de esta forma ellos sabrán que esperas tú de su labor y ellos te mostrarán que quieren conseguir como parte de este equipo.

3 – Un buen ambiente de trabajo: Crea un ambiente de trabajo adecuado para que todas las personas se sientan a gusto, una de las cosas que funciona muy bien es planificar alguna actividad fuera del ambiente de trabajo, algo que ayude a una socialización más cercana. Puede tratarse de planear una excursión al aire libre, alguna actividad de juegos… o simplemente un café fuera de la oficina.

4- Preocúpate por los miembros: Si notas que la actitud de alguno de tus colaboradores ha cambiado notoriamente, pregúntale, averigua el motivo del cambio, a veces una simple rencilla no tratada a tiempo puede desencadenar una gran explosión. Y en ocasiones, dando la posibilidad de que se exprese hace que la propia persona opte por resolver la situación con tan sólo escucharse.

5 – La comunicación: La comunicación es parte vital de todo buen equipo de trabajo, detecta la forma en la que comunicarte con tus colaboradores. Sabemos que no todos somos iguales y conocer la forma en la que hablar con cada miembro de tu equipo, te va a ser de gran ayuda y ahorrarás saliva si vas directamente al grano. Como también su comunicación contigo, que ellos lo hagan con total libertad.

6 -Todas las ideas son buenas: No desprecies ninguna idea, por muy vaga que parezca, todos los miembros deben sentirse parte esencial del equipo, la unión hace la fuerza y sentirán que quieren formar parte de ese equipo de trabajo. Hasta ha habido ocasiones que una antigua idea por se expuso en un momento inadecuado, se recuperó y ha sido el proyecto que ha dado grandes resultados económicos. Te animo a que tengas un espacio dedicado a anotar todas las ideas que aporte el equipo y las tuyas propias.

7- Recompensa el esfuerzo: La recompensa es un elemento muy gratificante a nivel personal, por eso, si consideras que una persona ha realizado un gran esfuerzo, te invito a que refuerces esa acción mediante la recompensa; que puede ser desde una mención especial delante del resto del equipo de trabajo como un extra económico, un detalle especial, lo que tu consideres. El reconocimiento es uno de los factores más importantes para las personas.

Con estos pequeños pasos, los miembros de tu equipo de trabajo se van a sentir mucho más unidos y con pasos pequeños como estos vas a lograr que aumenten su productividad, generen compromiso con lo que hacen y además, poner máxima responsabilidad por su labor.

En estos momentos, cerramos un año, hacemos valoración y ante el comienzo del 2016, nos preparamos estableciendo nuestros objetivos, organizar, planificar, preparar nuevos proyectos y no te olvides de tu equipo….

¡Toma la riendas y pon en marcha esta práctica sencilla, resultados asegurados!

 

 

 

Laura
hola@lauraechevarrieta.com
No hay comentarios

Déjame un comentario

logo-blanco

Se acabó el “no tengo tiempo”. A partir de ahora verás los resultados de tu día, te acostarás sintiendo que has disfrutado cada hora vivida.

Share This