el-compromiso

3ª Clave para Obtener los Resultados que Quieres

Si has abierto mi email, es que me has concedido un momento tuyo para que hoy, como te prometí, puedas llevarte la 3ª clave, la última clave para tu equilibrio y calidad de vida.

Y quiero empezar por darte las GRACIAS, por dedicarme estos instantes de lectura y dar paso en tu vida a las 3 claves que trabajo en mi proceso para tener tiempo para ti y disfrutarlo.

Antes de entrar en esta última clave, recordar las claves que ya has conocido:

1ª Clave – DECISIÓN
Partimos desde algo que nos cuesta llevar a cabo, y como te contaba en mi correo del lunes, hagamos o no hagamos, en ambos casos estas decidiendo (ver artículo).

2ª Clave: RESPONSABILIDAD
En este camino, no puede faltar la responsabilidad, que te aporta el grado de complicidad contigo y estar siempre en disposición de afrontar cualquier tarea por difícil que esta pueda parecer (ver artículo). 

Y llegamos a……

3ª Clave: COMPROMISO

La teoría del compromiso demuestra a las personas que: «el conocimiento de uno mismo solo puede aumentar en relación con otras personas. Por tanto, las personas se necesitan mutuamente. El compromiso con los demás se caracteriza por la franqueza, un interés sincero en el prójimo y el atreverse a expresar todo lo que piensa«.

Y es el momento de revelar el motivo por el que está última clave cierra el círculo de esta segunda fase: «el compromiso tiene una influencia enormemente positiva en la vida de las personas». Si no inviertes en saber lo que quieres y en lo que eres capaz de hacer, los efectos no son solo negativos para la cohesión social sino que también acarrea consecuencias económicas.

Ser una persona comprometida hace que seas generosa, busques como dar más afecto, cariño, esfuerzo, bienestar… en otras palabras: vas más allá de lo que supone en principio el deber contraído.

El objetivo es que te sientas feliz con lo que haces hasta el punto de no ver el compromiso como una carga, sino como el medio ideal para perfeccionar tu persona a través del servicio a los demás.

Todo compromiso tiene muchas implicaciones, pensemos un instante en aquellos que son los más importantes que tienes:

  • Como padres de familia: No basta proporcionar los medios materiales, los hijos necesitan que tú como madre o padre les dediques parte de tu tiempo para jugar, conversar y enseñar. ¿Cuántas veces has cancelado un compromiso personal para estar con tu familia? Normalmente sucede lo contrario. Parte del compromiso de ser padres, implica buscar estar con tus hijos, implica cultivar una amistad-relación.
  • Como esposos: hace falta avivar el amor y la comprensión: cuidar el aspecto personal como antes de formalizar tu relación; hacer pequeños obsequios: la flor, el dulce; salir juntos al cine o a cenar… Y tantos y tantos detalles que parecen olvidarse con el paso del tiempo
  • Como hijos: Los padres también necesitan cuidados, detalles de cariño y pequeños servicios, los cuales no piden y sin embargo, estarían muy agradecidos de recibirlos.
  • Como trabajadores: No olvidar procurar un ambiente amable y las buenas relaciones. Parte de tu compromiso laboral es la actualización de conocimientos para el perfeccionamiento profesional.
  • Como amigos: La amistad se cultiva, es necesario llamar, buscar, enviar correo electrónico y visitar a las personas con las que tienes un mutuo afecto, estar pendientes de su bienestar personal y familiar.
  • Como ciudadanos:  Promover la seguridad, la limpieza, la creación de lugares de sano entretenimiento y los servicios básicos para el lugar donde vivimos, es una manera de comprometernos con nuestra sociedad y nuestra nación.

¡Cuántos son los compromisos y cuántas cosas implican!

Si parece mucho, sólo se trata de que no vivas con los ojos cerrados a la responsabilidad y pensando sólo en recibir beneficios, con el temor a dar más de nosotros mismos. Seamos honestos, en esto no existe temor sino egoísmo.

Pues este es tu momento,  de poner en marcha tu compromiso que te guiará en tu vida a saber lo que quieres y a todo lo que eres capaz de hacer.

Comprobarás que esta tercera clave es también un gran paso para tu avance y conseguir cerrar un ciclo importante para avanzar en tener tu equilibrio y tu calidad de vida deseada.

Este último eslabón de la cadena nace desde nuestro interior y tienen como fundamento el conocimiento y la reflexión. No puede existir el compromiso desde la ignorancia. 

Ya tienes a tu disposición la 2ª fase completa de mi Método OPD, donde ayudo a las personas como tú, a que tengas mejor calidad de vida y disfrutes de lo que haces.

Lo que yo denomino: ¡Tiempo Feliz! en tu vida como en tu trabajo…

Laura
hola@lauraechevarrieta.com
No hay comentarios

Déjame un comentario

logo-blanco

Se acabó el “no tengo tiempo”. A partir de ahora verás los resultados de tu día, te acostarás sintiendo que has disfrutado cada hora vivida.

Share This